Alfonso Ruiz de Aguirre

LENGUA Y LITERATURA. CURSO 2012-2013.

CONTENIDOS MÍNIMOS. 1ª EVALUACIÓN.
 
ANÁLISIS SINTÁCTICO
 
1- Nos advirtieron ayer de la amenaza de vientos huracanados los meteorólogos.
2- Os lo entregaron el sábado envuelto en un sobre los encargados de los paquetes.
3- Parece fácil el examen de literatura del martes.
 
LITERATURA
 
Literatura del siglo XVIII
El XVIII es el siglo de la Razón. Durante este tiempo se impone el despotismo ilustrado, que se basa en la máxima Todo para el pueblo, pero sin el pueblo. La literatura de este periodo pretende enseñar antes que divertir.
En teatro, Leandro Fernández de Moratín escribe El sí de las niñas, en la que defiende la necesidad de aplicar criterios razonables en la elección matrimonial.
En poesía, Meléndez Valdés alterna una poesía ilustrada con otra en la que aparecen motivos pastoriles y temas frívolos. En novela el padre Isla critica el estilo barroco con Fray Gerundio de Campazas. Jovellanos dedica algunos de sus ensayos a proponer una reforma agraria y a explicar cómo deben organizarse los espectáculos públicos para educar al pueblo.
 
Romanticismo.
Movimiento cultural y literario que se desarrolla en España en la primera mitad del s. XIX, tras la muerte de Fernando VII. Pretende luchar contra la razón e imponer una visión del mundo basada en el sentimiento, la objetividad y la rebeldía. En poesía narrativa, Espronceda escribe El estudiante de Salamanca y El diablo mundo, y en poesía líricaCanciones como la del pirata o el cosaco. En teatro destaca Don Juan Tenorio, de Zorrilla, y Don Álvaro o la fuerza del sino, del Duque de Rivas. En prosa se desarrolla una novela histórica poco documentada (El señor de Bembibre, de Enrique Gil y Carrasco), se escriben relatos fantásticos (Leyendas, de Bécquer) y artículos de costumbre (Larra). En los últimos años del siglo, durante el Postromanticismo, encontramos una poesía más íntima y sencilla. Bécquer escribe Rimas y Rosalía de Castro Follas novas y A orillas del Sar.
 
Realismo.
Movimiento cultural y literario que se desarrolla en España en la 2ª mitad del s. XIX. Pretenden describir de forma objetiva el carácter del individuo, la influencia sobre él del ambiente y las relaciones sociales. Entre los novelistas conservadores influidos aún por el Romanticismo encontramos a Fernán Caballero y Pedro Antonio de Alarcón. Entre los costumbristas a Pereda. Juan Valera crea con Pepita Jiménez una novela esteticista. Benito Pérez Galdós y Clarín eran escritores progresistas. Galdós pasa por tres etapas: novela de tesis (Doña Perfecta); novela contemporánea (Fortunata y Jacinta); novela espiritual (Misericordia). También escribió unas novelas históricas muy bien documentadas, que recogen los sucesos más importantes de la España del XIX: Episodios nacionales. La obra cumbre del movimiento es La Regenta, de Clarín. Al final del Realismo surge el Naturalismo, que exagera los elementos deterministas y materialistas y aplica a rajatabla el método científico. Son escritores naturalistas Emilia Pardo Bazán (Los pazos de Ulloa) y Vicente Blasco Ibáñez.