Alfonso Ruiz de Aguirre

Los cuentos

Algunos adultos siguen creyendo que el cuento es un género infantil.  Algunos estudiosos siguen creyendo que el cuento es un género menor, frente a la todopoderosa novela. Algunos escritores siguen creyendo que el cuento es el entrenamiento para llegar al objetivo: la novela. Y, sin embargo... el cuento...

Antes de que se creara la novela las personas convertían su vida, sus miedos, sus esperanzas y su saber en cuentos.

Nunca consideré el cuento un género menor. Siempre lo escribí con el mayor respeto. Aquí os hablo de algunos cuentos que fueron importantes para mí.

 

 

                                   

 

Algo de cada uno: el placer de ayudar a los demás; el placer de publicar con Mario Benedetti, Gloria Fuertes o Vázquez-Figueroa

Se necesitaban cinco millones de pesetas para comprar aperos y animales. No era publicidad, ni una excusa para colocar en el mercado una marca. Era la cantidad que se precisaba para ayudar a 800 personas de San Salvador a que construyeran una granja de crecimiento autosostenido con la que ganarse la vida. Así que la Asociación Cultural Maná, formada por la familia Carcelén (Sole, Pepa, Miguel Ángel...), Carlos Javier Hernández y algún que otro osado, tuvieron la idea feliz: ¿Y si contactáramos con personas famosas, de las que venden sólo con el nombre, y les pidiéramos un cuento, un poema, un artículo o una canción para publicarlo a beneficio de Manos Unidas? Pusieron manos a la obra y conocieron a escritores, periodistas, humoristas, escaladores, cantantes y otra variada fauna, que se ofrecieron a colaborar en el proyecto. Después completaron el libro con obras de escritores menos conocidos, como yo, por ejemplo. El volumen, publicado por la ya desaparecida Edisena con el título de Algo de cada uno, se vendió y el sueño de muchas familias pudo hacerse realidad. En él aparecía mi primer cuento, “Perros y gatos”, que trataba de un atentado en Toledo visto desde dos perspectivas, la del asesino desesperado por el remordimiento y la de la mujer que espera inútilmente a la víctima. Miguel Ángel Carcelén, uno de los promotores del volumen, se atrevió a incluir el relato junto a otros escritos por personas tan notables como Mario Benedetti, Gloria Fuertes, Vázquez-Figueroa, Pilar Cernuda, Fernando Jáuregui, José Luis Coll, Bernabé Tierno, Pérez de Tudela, Serafín Zubiri, Manu Leguineche, Pedro Casaldáliga, José Bono, Alberto Iniesta, Pablo Guerrero, José Antonio Labordeta... Vamos, que cogía el índice y enrojecía de vergüenza...  Sobre “Perros y gatos” se rodó un cortometraje que Nano Alonso presentó en el Festival de Sitges, sin que le sirviera para desbancar a George Lucas.

 

La guarida

 

 

                                              

 

En mi opinión el mejor cuento que he escrito, junto con “Felicidad” y “Los umbrales del paraíso” y, sin duda el más rentable, pues me sirvió para ganar el jugoso Premio de Relato Fundación Gaceta Regional de Salamanca en el año 2000. Luego fue publicado en el Suplemento de Cultura. Además me entrevistaron, me agasajaron y publicaron varios artículos sobre mí de los que te sirven luego para presumir con los amigos.

 

 

Fiebre del sábado por la tarde

Ganó el Primer Concurso de Relato Alcalá 70 en 2003 y me sirvió para entrar en contacto con la tertulia de Literaturas.com. Sé que al final terminaré por arrepentirme de haber dado con esos tipejos y tipejas de mal vivir y peor beber, pero, de momento, paso memorables veladas de miércoles. De ese grupo terminarán saliendo escritores de culto: y si no, al tiempo.

 

Felicidad

Durante un tiempo frecuenté los bares, no tanto por vicio etílico como para observar con detenimiento la variada fauna que puebla sus barras los días que hay partido de fútbol. Convertido en un espécimen más de esta nueva raza por mi forofismo, pero con el cuidado de mantener una prudente distancia profesional, sufría y me deleitaba imaginando el drama humano que se ocultaba bajo aquellas personas que parecían jugarse la vida en cada remate a puerta, que en lugar de disfrutar, sufrían amargamente durante el tiempo del espectáculo. Mujeres pertrechadas de chándal y zapatos de tacón que acogotan a la máquina tragaperras, caballeros que ofician la letanía de la injuria, parroquianos que padecen el síndrome del lunes incipiente. Con este cuento gané el certamen La pluma exacta en Pinto. De él me dijo Lorenzo Silva lo siguiente: “Leí tu cuento y me pareció magnífico. No me extraña nada que lo premiaran. No sólo está muy bien escrito (como tus artículos, por cierto, muy superiores a muchas reseñas pedantes y desmañadas que se publican en periódicos de muchos ostentar), sino que cuenta una historia llena de humor, hondura y pertinencia. Creo que no se puede pedir más”.

 

Los umbrales del paraíso

Este cuento, que muestra el complicado papeleo que la burocracia celestial exige para la concesión de un milagro, recibió en 2001 el premio Peñón de Ifach, que organiza el Ayuntamiento de Calpe.

 

La gasolinera

Hace tiempo mi madre y mi hermana se quedaron sin gasolina en mitad de una noche tormentosa. Consiguieron llegar a duras penas hasta la gasolinera más cercana pero... faltaban dos días para la inauguración. Allí sólo había un hombre misterioso que dormía en un coche. Ya sé que el argumento daba para una película de terror, pero yo sólo sé escribir cuentos. Concebido originalmente con el título de “Noche cerrada”, me valió el Premio de Narrativa Villa de la Guardia, el primero con dotación económica que recibía. Lo del dinero no es asunto baladí: sirvió para convencer a mi mujer de que escribir no era perder el tiempo. Aún no se han decidido a publicarlo.

Lluvia

Este cuento sencillo supuso una cura de humildad. Lo tenía condenado a la papelera de reciclaje y lo saqué de allí para enviarlo a un concurso en el que admitían tres originales por escritor. Los otros dos no ganaron nada, Lluvia obtuvo el. 2º Premio en el Certamen de Cuentos Lope García de Salazar 1999, convocado por el Ayuntamiento de Múskiz. Fue publicado más tarde por el Ayuntamiento en el volumen titulado "Los motivos de Rozman y otros cuentos".